Gaspar Betancourt Cisneros
Processing...

Gaspar Betancourt Cisneros

Code: 900-Federico-Cordova-2

  • Sold Out
  • Click here to see all similar items in Cuba Old Books on Cuba
  • Or perform a search for similar items

Qty

Product Description

•••••
Libro - Book

INTRODUCCION.

SANTA MARIA DEL PUERTO DEL PRINCIPE

Cuba, descubrimiento.Fundaci=n del Puerto del Prfncipe.Camagüey, su suelo, clima, medio y poblaci=n.Historia de este perfodo colonial.

En su Historia de las Indias describe el Padre Fray BartolomT de las Casas, aquel prodigio de dulzura y de energfa, que parece estar vivo todavfa, porque fuT bueno+, que el domingo, 28 de Octubre de 1492, lleg= el Almirante Crist=bal Col=n a la isla de Cuba, a la cual psole por nombre Juana, por el prfncipe D. Juan, que entonces vivfa, Prfncipe heredero de los reinos de Castilla. Y contina el historiador famoso su narraci=n, en estos tTrminos: Ansf que, llegado a la isla de Cuba, Juana, entr= en un rfo muy hermoso y muy sin peligro de bajos ni otros inconvenientes, y, toda aquesta costa era muy hondo y limpio, hasta dar en la tierra, y en la boca del rfo habfa doce brazas, y bien ancha para voltear; tenfa dos montaas hermosas y altas, y asemejbalas el Almirante a la pea de los Enamorados, que est cerca de Granada, y una de ellas tenfa encima otro montecillo a manera de una hermosa mezquita, donde, algo adentro, aunque a tiro de lombarda, surgi=. Cuando iba a entrar en el puerto, vido dos canoas, y saltando los marineros en las barcas para ver quT fondo habfa para surgir, huyeron las canoas creyendo que los querfan seguir. Aquf, dice el Almirante, que nunca cosa tan hermosa vi=; todo el rfo cercado de rboles verdes y graciosfsimos, diversos de los nuestros, cubiertos de flores y otros de frutos, aves muchas y pajaritos que cantaban con gran dulzura, la hierba grande como en el Andalucfa por Abril y Mayo, vido verdolagas y muchos bledos de los mismos de Castilla, palmas de otra especie que las nuestras, de cuyas hojas cubren en aquella isla las casas... Subi= en la barca por el rfo arriba, decfa que nunca ojos de hombre, tan deleitable ni tan hermosa cosa vieron. Tierra llena de puertos maravillosos y grandes rfos; la mar sin algn temor de habido seal, que de todas aquellas islas la mar tormenta, la seal de lo cual es estar la hierba, hasta el agua salada, crecida, la que no suele haber cuando la mar es braba, y hasta entonces nunca ha habido seal, que de todas aquellas islas la mar fuese alta o impetuosa. Decfa ser la isla llena de montaas muy hermosas, aunque no muy altas, y toda la otra tierra le parecfa como la isla de Cecilia, alta; tierra de muchas aguas, y, segn los indios que consigo llevaba le decfan, habfa en ella diez rfos grandes... Puso nombre a aquel rfo, conviene a saber, Sant Salvador, por tornar a dar a nuestro Seor, el recognoscimiento de gracias por sus beneficios, en lo que primero via de aquella Isla; y por ver mas la calidad della y tomar lengua de la gente que en ella vivfa; lnes, 29 de Octubre, alz= las velas y naveg= hacia el Poniente para ir, diz que, a la ciudad donde le parecfa que los indios que consigo llevaba, que estuviese el Rey de aquella tierra, le sealaban. FuT por la costa abajo, y vido una lengua de allf un rfo, no tan grande la entrada como el de arriba, el cual llam= el rfo de la Luna. Anduvo hasta hora de vfsperas, y vido otro rfo muy ms grande que los que habfa visto, segn que los indios por seales le dieron a entender, cerca del cual vieron buenas poblaciones de casas, y a este puso nombre rfo de Mares ... De la isla y tierra, dice el Almirante, que era tan hermosa que no se hartaba de verla, y que hall= allf rboles y fruta de maravilloso sabor ... Con el cantar de los pajaritos y muchas aves de dfa, y el de los grillos de noche, diz que, todos los cristianos se alegraban y holgaban. Los aires sabrosos y dulces, por toda la noche; frfo ni calor ninguno, como en Castilla por Mayo. Como por las otras islas y por el camino de entre ellas, sentfan calor; atribufalo el Almirante, a que eran llanas todas, y al viento Levante que venteaba y atrafa. El mrtes 30 de Octubre, sali= de este puerto y rfo de Mares, y, costeando la costa de la mar abajo, despuTs de haber andado 15 leguas. vido un cabo de tierra lleno de palmas, y psole nombre cabo de Palmas+. Pero dejemos al Almirante oyendo a Martfn Alonso, .....

Autor: Federico Cordova
Editor: Tropico, 1928
Paginas: 262 de 5 X 8 pulgadas.